ANÉCDOTAS Y POESIAS

PARA ENTENDER Y COMPRENDER MEJOR LOS VALORES HUMANOS Y CRISTIANOS


viernes, 31 de julio de 2015

L’Apôtre

Un filme valiente, sensible y equilibrado, que deberían ver muchos cristianos y muchos musulmanes
Esta interesantísima película se estrenará en España el próximo 7 de agosto y corre el peligro de pasar inadvertida. Se trata de una cinta francesa dirigida por Cheyenne Marie Carron, una realizadora de 39 años de origen argelino, cuya historia personal vale la pena conocer para entender mejor“El Apóstol” (L’Apôtre, 2014).
“Nací en suelo francés −explicaba Carron en una entrevista− y me abandonaron a la edad de tres meses. Crecí en una familia francesa. Fui a la iglesia toda mi infancia y adolescencia, y siempre me sentí amada por Dios. Pero mis padres no tenían el derecho a bautizarme porque no eran mis tutores legales. Yo estaba bajo la tutela del Estado francés”.
A los 20 años decidió iniciar la preparación para bautizarse en la Iglesia Católica, pero “no me sentía capaz de recibir el Bautismo −recordaba− y llevar una vida conforme a ese Sacramento. Porque yo, cuando me lanzo a algo, me lanzo a fondo. Y yo tenía miedo de que el Bautismo me apartase de mis objetivos [el cine]. Cuando uno empieza a estudiar los Evangelios, toca con los dedos lo esencial. Y lo esencial no habría podido ser el cine”.

jueves, 30 de julio de 2015

La clave que marca el compás

Eduardo es un apasionado de la música y el cine. Detrás de ese pelo alborotado y una barba de varios días hay un ser en constante ebullición, que encontró la clave que necesitaba su vida después de un viaje a Roma



Desde pequeño no encajaba en el molde de hermano mayor responsable. Su padre probó con todos los deportes, pero nada llamaba su atención. Hasta que a los quince viendo la peli de Blues Brothers decidió que la música iba a ser lo suyo.

miércoles, 29 de julio de 2015

Betania: la casa de la amistad

En Betania encontraba Cristo el descanso que necesitaba. Allí gozaba de la compañía de sus amigos. Lázaro, María y Marta solo tenían ojos para Él. Sabían que Cristo podía llegar cuando le pareciera más oportuno, porque siempre encontraría un lugar familiar, cálido, pronto al descanso.

Mientras recorría los caminos de los hombres, el Verbo encarnado experimentaba la dureza de la entrega. Su Humanidad santísima experimentaba el peso de la jornada y el cansancio de los días. Esa misma Humanidad exigía momentos de descanso; del cuerpo y del alma: los amigos. En ese hogar de Betania Cristo abría su alma, confiaba sus secretos, abría el corazón y hallaba el consuelo inmenso de saberse escuchado y querido.

También nosotros tenemos necesidad de encontrar a Jesús para compartir con Él todo cuanto somos. ¿Dónde? «Os diré que para mí el Sagrario ha sido siempre Betania, el lugar tranquilo y apacible donde está Cristo, donde podemos contarle nuestras preocupaciones, nuestros sufrimientos, nuestras ilusiones y nuestras alegrías, con la misma sencillez y naturalidad con que le hablaban aquellos amigos suyos, Marta, María y Lázaro. 

martes, 28 de julio de 2015

La rebelión económica de las 'esclavas' del té

Una escuela de formación profesional en la zona de Limuru, en Kenia, ha transformado la realidad laboral de las miles de jornaleras que trabajan en la plantación de Maramba
Karen y sus hijos se consideran afortunados por poder vivir en una antigua caballeriza, rodeados de plantas de té y café. Durante la época colonial, sus ancestros cuidaban en estas cuadras a los corceles de los ingleses. Hoy los establos de los caballos son el hogar de los hijos y nietos de aquellos esclavos del té.
No todos los que trabajan en la plantación de Maramba, situada en la zona de Limuru, en Kenia, tienen el privilegio de vivir bajo techo, a pesar de que se trata de una de las zonas más ricas gracias a la producción de té y de café. El 75% de los cerca de 2.000 jornaleros que trabajan en estas tierras son mujeres y su dinámica laboral difiere poco de la que vivieron sus abuelas durante el colonialismo, sólo que sus patrones ya no son hombres blancos sino africanos adinerados y ahora ellas viven en las caballerizas de los animales.

lunes, 27 de julio de 2015

El secreto de J. H. Newman

Mediaba el siglo XIX en la Inglaterra Victoriana: el imperio británico gobernaba o ejercía influencia sobre gran parte de la tierra. Brillantes inteligencias adornaban la sociedad británica. Conocido por todos, J. H. Newman fue uno de los protagonistas esenciales de su tiempo.

El profesor de Oxford, fellow de Oriel College, pastor anglicano e intelectual de reconocido prestigio, inició en 1830, unido a algunos colegas y amigos, un movimiento de renovación de la Iglesia de Inglaterra. Lo llamaron la via media. Buscaban el modo de comprender su fe cristiana en la máxima fidelidad a Cristo, frente a la creciente influencia de doctrinas protestantes que venían, como oleadas, del continente.

El transcurso de ese decenio fue definitivo para su vida. En 1840 Newman se retira a una localidad próxima a Oxford y abandona la enseñanza. Duda: ha comenzado a pensar que para ser de verdad fiel a la doctrina de Cristo es necesario hacerse católico romano. La sola idea de caer bajo la obediencia de Roma le horroriza. Durante cinco años, Newman lucha a brazo partido por conocer sinceramente la verdad. En 1845 consumó su paso a la Iglesia católica. La conmoción que sacudió Inglaterra es difícil de describir: era un personaje demasiado bien conocido cuyo prestigio trascendía a todos los ambientes.

domingo, 26 de julio de 2015

Una crisis en el camino de Santiago

Mil peregrinos caminando juntos por el camino de Santiago. Como un verdadero ejército. Era la peregrinación de jóvenes que se dirigía a Compostela para encontrarse con el Apóstol y, sobre todo, con Cristo mismo.

Las jornadas eran maratonianas. El calor, muy intenso. Caminatas de 30 o 35 kilómetros a pie, con la dificultad añadida de un grupo tan enorme en movimiento. Continuos parones, con todo lo que supone encontrar un sitio donde puedan descansar mil personas: cortes en la carretera, caminos estrechos… Tampoco era fácil el acomodamiento en los lugares de destino. Polideportivos, casas de peregrinos, aparcamientos públicos: cualquier sitio era bueno para acoger a tal masa humana.

El ambiente, por lo general bueno, estaba ligeramente viciado aquella tarde. A las dificultades habituales se añadía que, ese día, tanto el aseo como la comida habían sido de muy difícil acceso. Buena parte de los peregrinos se había encrespado.

sábado, 25 de julio de 2015

Carlos Herrera: «En el Camino de Santiago me confieso y le digo al sacerdote: vengo cargadito»


Presentarle es casi innecesario, pues Carlos Herrera es uno de los periodistas radiofónicos más influyentes y mediáticos de España. Lo que no todo el mundo sabe es que el nuevo fichaje de la cadena COPE, que dirigirá las mañanas a partir del 1 de septiembre, lleva 17 años dedicando parte de sus vacaciones a recorrer, en solitario, el Camino de Santiago.


Es una experiencia que le sirve para «poner en orden el ranking de prioridades», hacer examen de conciencia, disfrutar de un enorme catálogo de anécdotas, y también para rezar. Aunque, a veces, la dureza de algunos tramos «hace que me acuerde de los ancestros del Apóstol…»

viernes, 24 de julio de 2015

Trabajo a trabajo, de novena en novena

Desde el grado de Administrativo de Formación Profesional a montar su propia empresa de servicios audiovisuales, Isidoro Zorzano ha ayudado a Pablo -siempre al final de la novena por su intercesión- a encontrar el trabajo que necesitaba.


Mi devoción a Isidoro Zorzano comenzó muy poco a poco. Mi primer contacto con algo de Isidoro, fue al leer unabiografía escrita por José Miguel Pero-Sanz. Lo que más me llamó la atención... es lo normal que era. Otras biografías de santos quizá remarcan mucho sus grandes virtudes y te puede quedar una imagen de gente demasiado excepcional. Yo en esta biografía, aunque también resalta sus virtudes, quizá lo vi con otros ojos y lo vi muy, muy normal y este detalle me hizo tenerle un cariño especial y acudir a él con mucha confianza.

jueves, 23 de julio de 2015

La terapia del perdón

Cuenta Roland Joffé el impacto que le produjo una entrevista en la CNN en la que una mujer hutu de Ruanda estaba tomando el té con un hombre al que ella misma presentaba como miembro de una tribu tutsi que había asesinado a su familia. El entrevistador, muy sorprendido, le decía: “¿Y por qué toma el té con él…? ¿Le ha perdonado?”. “Sí –respondía ella–, le he perdonado”. Y explicaba a continuación que aquel hombre iba todas las semanas a tomar el té con ella. “Lo hace para vivir en mi perdón”, añadía. 
 

Ese era el modo –continuaba Joffé– que ella tenía de tratar con su dolor. Y ese era el modo que aquel otro hombre tenía de tratar con el suyo. Del sufrimiento humano de ambos, salía algo nuevo y mucho más grande. En aquel acto heroico de la voluntad había un propósito. Aquella mujer estaba dignificando su propia vida al perdonar a aquel hombre hutu. Era una mujer campesina de una sencillez conmovedora, pero sobre todo de un enorme poder moral, que se estaba sobreponiendo a la llamada del odio para imponerse a sí misma la terapia del perdón. 

A todos nos gustaría ver más perdón en el mundo, pero luego a todos nos cuesta perdonar. Es difícil saber por qué unas personas logran perdonar y otras no. Es un misterio extraordinario, con el que todos convivimos. Todos los seres humanos tenemos la posibilidad de perdonar. ¿Por qué, entonces, algunas personas se sienten incapaces de hacerlo? ¿Qué influencias hay dentro de un hombre a la hora de afrontar ese dilema?

miércoles, 22 de julio de 2015

La mariposa de Austin

Austin es un estudiante de seis años, que estudia primer grado en una escuela norteamericana llamada Charter Anser, en Boise, en el estado de Idaho. La escuela busca que sus alumnos aprendan a elaborar trabajos de calidad y que se acostumbren a recibir de sus compañeros un feedback sincero que les ayude a mejorar sus tareas, sin conformarse antes de tiempo. 

Su profesor les ha pedido que hagan un proyecto en el que tienen que dibujar cada uno una mariposa a partir de una fotografía, pero debe tener la calidad propia de un estudio científico. Austin escoge una mariposa que responde al nombre de tiger swallowtail.


En su primer intento, el dibujo de Austin deja bastante que desear. Quizá otro maestro le habría dicho que estaba muy bien, pues se trata de un niño de solo seis años. Pero el profesor quiere ser honesto y ayudarle a mejorar. Le dice: “Austin, buen comienzo”. Para ayudarle, designa un grupo de compañeros de clase que le dicen lo que deberá mejorar para su segundo intento.

martes, 21 de julio de 2015

Lección de un rabino judío

Un rabino judío decidió poner a prueba sus discípulos. ¿Qué es lo que haríais, hijos míos, si os encontraseis un saco de dinero en el camino? 
 
El primero respondió de inmediato y dijo: “Lo devolvería a su dueño, maestro”. "Ha respondido muy rápido y muy seguro –pensó el rabino–, me pregunto si será realmente sincero." 


El segundo discípulo mostró una tímida sonrisa y contestó: "Si no me viera nadie, me lo quedaría." "Ha hablado con sinceridad –se dijo para sí el rabino–, pero no es persona de confianza." 

Finalmente, un tercero dijo: "Probablemente tendría tentación de quedarme el dinero, por eso rogaría a Dios que me diera fuerzas para resistir este impulso y actuar correctamente." "Este sí es sincero –concluyó el rabino–, pero, además, puedo confiar en él".

lunes, 20 de julio de 2015

"Equilibrar la confianza"

En una de las Historias Magrebíes de Rezzori, un padre anima a su pequeño hijo a saltar a sus brazos abiertos, desde el árbol al que se había subido. El niño salta, el padre se aparta y le deja caer al suelo. El niño llora y el padre le explica: “Eso es para que aprendas a no fiarte ni de tu padre”. 


Robert Spaemann glosaba ese viejo relato diciendo que, en cierta manera, aquel padre tenía algo de razón: no es la confianza lo que se aprende, sino la desconfianza. Y dejando aparte las bromas, puede decirse que lo natural y lo esperable sería partir de la confianza, es decir, de que todos merezcamos por principio la confianza de los demás. Y contaba Spaemann otra anécdota que había vivido de cerca poco tiempo antes. La dueña de un pequeño teatro de Stuttgart estaba vendiendo entradas. Un joven pidió una rebaja por ser estudiante, pero no llevaba el carnet que lo acreditaba. La vendedora le concedió la rebaja diciendo: “No le conozco. Por tanto, no tengo motivo para no fiarme de usted”. 

Es un análisis interesante. Desde luego, si el joven era realmente un estudiante, agradecería el gesto; y si no lo era, quedaría avergonzado, porque la confianza que se nos otorga sin merecerla nos avergüenza y, por regla general, es un motivo para intentar merecerla. La confianza suele surtir efecto en la persona a la que se le otorga, y favorece que se haga digno de ella. Por eso hemos de procurar crear a nuestro alrededor un ambiente en el que todos, de entrada, cuenten con la confianza en los demás y de los demás.

domingo, 19 de julio de 2015

LUX PERPETUA LUCET EI

Ci allontaniamo e poi ci ritroviamo più vicini,
e più in alto e più in là,
ora, figli dell'immensità.

No hay luz en las velas de la tarta, 
no queda primavera para abril,
no hay aroma encendido en el jazmín
ni destino para esta pobre carta.

Callamos con la tarta entre las manos
y cerramos los ojos para verte.
Anochecen las velas de la tarta
y una voz se enciende blancamente.

Las manos que son de luz y nieve
reviven al jazmín helado,
encienden las velas de la tarta
y la esperanza de nuevo acontece.

Callamos a los ojos para verte
y estrechamos la mano que viene.
Se deshace la mano de nieve
y en cada amanecer anochece.

Pero una luz perpetua te ilumina,
todo lo ilumina tenuemente. 

Ignacio Pagés


sábado, 18 de julio de 2015

40 años de devoción mariana en Torreciudad

El santuario de Torreciudad celebró recientemente el 40 aniversario de su apertura al culto con un programa que protagonizaron los trabajadores que intervinieron en su construcción (1970-1975), equipo de arquitectos y familias y vecinos de las localidades cercanas a este centro internacional de peregrinaciones.



opusdei.es

jueves, 16 de julio de 2015